martes, 4 de septiembre de 2007

No me mate Marulanda




Bueno, este no es propiamente un escrito prosaico, tampoco es un poema ni una parodia, es simplemente una canción que escribí hace un tiempo y que por cuestiones socio-políticas (en otras palabras por miedo a que me pusieran alguna bomba en la casa) la mostré a muy poca gente. Sin embargo, ¿qué validez tiene la existencia si no se existe libremente a causa del miedo?..

Aquí les dejo,


No me mate Marulanda


No me mate Marulanda,
No me mate Usted Señor,
Que yo tengo Mi ranchito,
Mi mujé' y mi corazón.

Cuando salgo de mi casa,
Temprano y a trabajar,
Siento miedo aquí en el alma,
De si voy a regresar.

Que yo quiero trabajar,
Que yo quiero progresar,
Por mi esposa y por mis hijos,
¡Déjeme vivr!

Usted con todas sus armas,
Su milicia y su poder,
No me va a quitar las ganas,
De ver a mi hijo crecer.

No me Mate Marulanda,
No me mate usted señor,
Que yo tengo Mi Ranchito,
Mi mujé' y mi corazón

Yo soy hijo de esta tierra.
Y aquí me quiero Morir,
Pero creo que es muy pronto,
Déjeme vivir.

Que yo quiero trabajar,
Que yo quiero progresar,
Quiero ver crecer a mi niño,
Sin miedo a la libertad.

Y por todos mis hermanos,
Que trabajan pa' vivir,
Yo le entrego a usted este canto.
Déjeme vivir.

No Me Mate Marulanda.

3 comentarios:

PALA dijo...

¡Querido Ivan!
¡Qué alegría leerte, encontrarte por aquí!
Un abrazo inmenso para vos y lo mejor para tu música.
¡Que tus cosas marchen muy bien, como lo merecés!

digo yo.. dijo...

Don Ivan

Creo que el problema no es que a uno lo maten, es todo lo contrario, es que uno puede decir lo que quiera y nadie escucha ni se inmuta... Yo está canción la deje guardada por esa razón y la comparto a propósito de su canción

No importó el hambre
ni el mal tiempo
para quien tuvo que marchar
no importó donde solo lejos
para quien tuvo que dejarlo todo atras

Donde la vida ya no valió nada
donde la tierra es una trampa
que amenaza con volar
a cada paso que se da

No hubo tiquetes de regreso para quie tuvo que escapar a la ciudad
No importa si es mejor que muerto
para quien tiene que empeñar la dginidad...

Y no me acuerdo mas

Julián Mayorga dijo...

Por suerte todavía nos quedan ganas de decir, aun lo que nadie quiere escuchar...

Abrazos mi hermano!